Apps para la primera infancia

Los dispositivos móviles y tabletas son cada vez más habituales en nuestras vidas y también en las de nuestros niños. Tal y como se comenta “los bebés no nacen con un pan debajo del brazo… sino con una pantalla digital”. El uso de estos dispositivos, casi siempre conectados a la red, está creciendo en las familias.

Los niños utilizan estos dispositivos ya desde los 2 años, no solo antes de ir a la escuela, como pasaba con los medios de comunicación tradicionales, sino antes de empezar a hablar o a caminar, en la fase sensomotriz del desarrollo. Paralelamente al uso de los contenidos interactivos, la oferta de Apps para niños en edad preescolar ha crecido exponencialmente.

La industria digital está creando recursos digitales interactivos para niños.

La búsqueda constante de padres y educadores, de recursos que ayuden a los niños a aprender, jugar y entretenerse alimenta esta producción e inunda el mercado.

Aunque una de las mayores preocupaciones de educadores y padres es el momento y edad oportuna para que los niños puedan interactuar con este tipo de dispositivo, uno de los aspectos mas importantes que se debe trabajar es el uso responsable de estos dispositivos. Esto implica tener en cuenta tanto el tiempo de exposición y la tipología de aplicaciones, cómo el acompañamiento del adulto en el uso y su interacción con el niño.

Frente a esta situación, son muchas las dudas que tienen los padres, educadores y desarrolladores de la industria digital de recursos interactivos para niños:

¿Qué aplicaciones son las mejores para jugar con mi hijo? ¿Cuáles son de calidad? ¿Qué criterios debo seguir para buscar aplicaciones infantiles?

Os presento un proyecto que pretende dar respuestas científicas a estas preguntas: “Anàlisis d’Apps i dels mecanismes de protecció per a la primera infancia. Suggeriments i bones pràctiques per a escollir i crear continguts interactius segurs i de qualitat” que ha sido financiado por el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (XI convocatoria de ayudas a proyectos de investigación en comunicación audiovisual).

Este se elabora desde el campo de la comunicación, la pedagogía y la psicología evolutiva, considerando la construcción de conocimiento del niño menor de 8 años desde los procesos de aprendizaje a través de una visión constructivista. Por esta razón, la propuesta se aleja de modelos que planteen la posibilidad de dejar solo el niño ante una “máquina” (así como delante de la televisión o en la elección de un juguete) y subraya el necesario papel que desempeñan los educadores en los procesos de aprendizaje del niño.

El objetivo general del proyecto es mejorar la calidad de los contenidos digitales para niños para garantizar la protección de los menores como usuarios, así como facilitar y fundamentar la selección y creación de contenidos seguros y de calidad por parte de educadores y desarrolladores. Pero la protección del menor no puede limitarse a evitar chat online, contenidos violentos o lenguaje soez, como proponen en los sistemas de clasificación actuales. Desde la perspectiva de los investigadores del proyecto es necesario reconsiderar los supuestos a la base de los mecanismos de protección del menor y relacionarlos directamente con la adecuación y accesibilidad del juego interactivo al desarrollo infantil.

A continuación, se adjunta uno de los productos de la investigación, una guía dirigida a padres y educadores, con algunos consejos para escoger apps seguras y de calidad:

G-edu-esp

 

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.